fbpx

Garantía 'Como un guante'

Si un traje te queda mal destaca el traje. Si te queda bien, destacas tú. ¿Qué eliges?

Los tejidos que recorrerán tu piel

Lo reconocemos, tenemos una obsesión, hacer que tu nuevo traje tenga un ajuste perfecto. ¿Alguna vez has escuchado la frase “te queda como un guante”? La hicimos nosotros.

En primer lugar te pedimos 13 medidas de tu cuerpo, para saber exactamente como debe ser tu traje y lo filtramos con nuestros mejores sastre y confeccionista, asegurando un ajuste ideal, sin importar el tipo de cuerpo que tengas. Quizá añadimos la medida 14º, la de tu mejilla, para saber cuanto de grande sería el beso que nos encantaría darte por confiar en nosotros.

Todas estas medidas van guiadas de unos vídeos explicativos, claros, fáciles de seguir y potentes para que no tengas ningún error. Nos llamó Steven Spielberg, le ha emocionado nuestros planos. Además todas nuestras piezas están hechas por un equipo increíble de confeccionistas que cuidadosamente cosen cada centímetro de tu traje para alcanzar ese ajuste ideal.

Si fallamos en algunas de las medidas que diste o en alguna de las opciones de personalización que elegiste, estaremos encantados de ofrecerte un reembolso del coste de un arreglo justificado de hasta un máximo de 30€.

Para ello tendrás que hacer lo siguiente:

1

Hazte tres fotos

Tres fotos con la chaqueta puesta y tres fotos del pantalón (frontal, trasera y perfil)

2

Escríbenos

Escríbenos a hola@bundcompany.com o a nuestro WhatsApp

3

Agendaremos videollamada

Agenciaremos una videollamada para asesorarte en los arreglos a realizar

4

Llévalo a arreglar

Llévalo a arreglar a tu costurera más cercana. (*Si vives en Madrid, Sevilla, Barcelona o Valencia te llevaremos a nuestros puntos de confianza)

5

Te lo reembolsamos

Facilítanos la factura y procederemos con el reembolso

¡GRACIAS!

Hola
Bundito

Seamos claros, gente como tú cambia el mundo. Acabas de entrar a formar parte de la mayor revolución de la sastrería, estás a punto de sentir como miles de personas se giran al verte. Y lo mejor, por fin ha llegado la hora de sentirte bien contigo mismo. Bienvenido a bordo.