fbpx

La Universidad Bundersidad

Bienvenido al lugar donde te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre el traje de chaqueta. Bienvenido a la universidad de la sastrería.

“Mi abuelo me decía…” 👴🏻

Abuelo Bund

Uno de mis referentes a la hora de vestir y que condicionó mi forma de entender mi trabajo, fue mi abuelo. Él era lo se conoce ahora como un influencer, pero él no lo sabía.

Tenía clase vistiendo, un estilo innato. Sencillo en sus prendas e imagen, pero sofisticado en el modo de vestirlas y además, siendo exquisito en el trato, conseguía sin proponérselo ser perdurable en el recuerdo. Gran culpa de ello la tenía su hermano, el sastre que por supuesto le tenía tomadas las medidas y lo vestía eficazmente distinguido sin caer en la excentricidad ni mucho menos llamativo, pero significante que diría Draper. 

Mi abuelo era militar y recuerdo haber escuchado en casa, como cuando era joven algunos de sus compañeros en el cuartel le preguntaban sobre cómo conseguía que sus botas brillaran como nuevas cada día, o como hacía para doblar las vueltas de la manga de su guerrera con esas pliegues perfectas de cuatro dedos… Y también, que alguna vez echó algunos ratos enseñando a sus compañeros a lucir mejor el uniforme, dato importante si el salir el fin de semana del cuartel, dependía de superar un pase de revista…  Destacar en tu imagen personal cuando eres militar es muy difícil, sobre todo cuando coincides cada día en el trabajo con unos 800 tipos más vestidos exactamente como tu. Pero obviamente no igual.

Cuando mi abuelo entró en el ejército le dieron un uniforme dos tallas más grandes de la que usaba. No había para elegir. Grande o muy grande. En el primer permiso a casa, se lo llevó a su hermano y le dijo: ajústamelo. No imaginó lo que ese acto habitual para ellos, le acababa de revelar; las personas, identifican a otras por la silueta, por la figura tanto si la han visto antes como si la tienen en el imaginario personal. Así pues, y pese a que ya llevaba un tiempo paseándose por el cuartel, lo que al principio parecía anecdótico, se tornó en un pequeño estudio sociológico de campo del que no era consciente, pero a mi sí que me instruyó muchas décadas después.

Los compañeros, al cruzarse con él le saludaban militarmente, como si fuese un oficial. Lo hicieron incluso algunos mandos de gran rango. Algunos, conscientes del error de adelantarse a saludar primero a un soldado raso, le indicaban que se parecía a un compañero oficial de lejos, o que el sol le había cegado al cruzarse… También percibió como entre la tropa, adquiría su opinión, más peso que la de otros e incluso se esperaba a que se pronunciase antes de decidir y acometer algún tipo de tarea en equipo.

El uniforme, ajustado y adecuado por su hermano en la sastrería le confería un pequeño poder: coincidir en la mente de todos los militares del cuartel con la figura que se espera de un militar. La guerrera impecable, ni una arruga en la espalda, los hombros limpios, el largo de mangas y pantalones en su sitio… Magnífico en su aspecto, como si fuese un actor, decía mi abuela. Pronto descubrió más ventajas. El Tte. Col. Lo seleccionó para asistirle en sus salidas del cuartel, enlace con Capitanía, librándole así de algunas guardias nocturnas. Si alguien debe representar al batallón que sea alguien con estampa castrense, le decía.

Muchos años más tarde, ya retirado él y yo aún me peinaba, cuando empecé a vestirme usando traje, un día de celebración en el casino, le hice una pregunta: “¿podría ir sin corbata esta vez?” me respondió: “Sí, pero sólo hablarás con los que van sin corbata. Uno se viste para sí, pero también para ser reconocido y reconocer a los suyos”. Y la verdad, es que gracias a aplicar este principio en todas sus variantes,
yo siempre he podido elegir con quien hablar.

Y tú? Tienes definida tu silueta o necesitas un Bundito a medida…? DES – TA – CA.

¿Te gustaría que hablase de cualquier tema en específico? ¿Quiéres preguntarme cualquier cosa? Mándame un email a delafuente@bundcompany.com, estaré feliz de leerte.

Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Otros post increíbles relacionados

foto de perfil de Sergio fernandez De la Fuente

Sergio Fdz de la Fuente

Bund Head of product | Partner

He sido sastre desde que tengo uso de conciencia. Ahora quiero enseñarte todo lo que he aprendido y nadie te ha contado.

Mis post preferidos
¿Quieres saber más?

¡GRACIAS!

Hola
Bundito

Seamos claros, gente como tú cambia el mundo. Acabas de entrar a formar parte de la mayor revolución de la sastrería, estás a punto de sentir como miles de personas se giran al verte. Y lo mejor, por fin ha llegado la hora de sentirte bien contigo mismo. Bienvenido a bordo.